• SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • https://sprinforma.mx/noticia/todo-sea-por-la-energia
  • 08 Nov 2022
  • 18:11
  • SPR Informa 6 min

Todo sea por la energía

Todo sea por la energía

Por Hugo Rangel Vargas

El canciller alemán, Olaf Scholz, visitó Pekín hace apenas unos días en lo que fue una controvertida decisión que levantó más de una ceja en ese país, así como en Estados Unidos. Por ejemplo, la ministra de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock, llamó a "no depender más de un país que no comparte nuestros valores". 

El encuentro entre Scholz y el mandatario chino Xi Jinping se da en el marco de una creciente interacción económica entre ambos países, ya que desde 2016 China se convirtió en el principal socio comercial de Alemania. Pero el arriesgado movimiento de Scholz tiene que ver además con una búsqueda de puentes que le permitan a su país ayudar a distender el conflicto entre Rusia y Ucrania que ha impactado negativamente en los precios de la energía, lo cual podría derivar en problemas mayúsculos para la primera economía de Europa.

Si Scholz no tuvo recato alguno para viajar a uno de los epicentros geoestratégicos del mundo a buscar alternativas a la crisis que ya se asoma para su país y para todo el viejo continente, al parecer tampoco cupo el sonrojo en el mandatario francés Emmanuel Macron, quien en el marco de la COP 27 en Egipto estrechó la mano de Nicolás Maduro; a quien llamó “presidente” muy a pesar de que en 2019 Francia había reconocido a Juan Guaidó como mandatario interino de Venezuela.

Y es que el aprieto en el que se encuentra Europa no es menor. La dependencia energética del continente es de más del 57 por ciento, y en el caso de Alemania esta cifra llega al 63 por ciento. Rusia, que es el principal proveedor de energía importada y a quien compran el 43 por ciento del gas natural, ha ido cerrando paulatinamente la llave de este insumo estratégico para la industria en toda Europa; perfilando con ello una crisis que se agudizará conforme se acerque el invierno y las bajas temperaturas traigan consigo un incremento de la demanda de energía para consumo doméstico.

No hay manera de que en el corto plazo Europa y Occidente hagan frente a la dependencia de sus plantas productivas y de su economía con relación al gas natural y a fuentes fósiles de energía. Si en el pasado inmediato la llamada transición energética hacia fuentes sustentables era un recurso discursivo rentable políticamente, ahora esto es una maniobra suicida que no tiene suficientes recursos tecnológicos que le den respaldo. 

En este contexto es que perder el pudor para entrevistarse con “dictadores”, o buscar el concilio con gobiernos con los que “no se comparten valores”; son salidas políticamente incorrectas, pero vitales, y si no, que le pregunten a Biden, quien en marzo de este año hizo una maniobra diplomática para acercarse a Venezuela y a su petróleo ante la escalada de precios de los energéticos derivado del conflicto en Ucrania. ¡Todo sea por la energía!