• SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • https://sprinforma.mx/noticia/la-derecha-y-los-privilegios
  • 08 Nov 2022
  • 17:11
  • SPR Informa 6 min

La derecha y los privilegios

La derecha y los privilegios

Por Alonso Romero .

Últimamente, en redes sociales (Twitter sobre todo), se han comenzado a utilizar como argumentos para descalificar cualquier “lucha de izquierda” el tachar de “incongruentes” a los personajes simplemente por comprar o utilizar un teléfono inteligente. Llegando a extremos de decir “tuiteó desde un iPhone, y se dice de izquierda”. Dejando de lado la clara falacia ad hominem, esto nos abre una serie de preguntas muy interesantes. 

Primero, ¿Tener un smartphone y acceso a la electricidad y el Internet para usarlo, es un privilegio? Aunque no debería de serlo, en México lo es. Es por eso que en este gobierno se ha impulsado el acceso a ambos (electricidad e internet) como prioritario y precondición para una vida digna. Para muestra de esto, la Iniciativa de Reforma Constitucional en materia Eléctrica que propuso el presidente AMLO, contemplaba el acceso y uso de la electricidad como precondición de una vida digna. De igual manera se ha impulsado desde la CFE, el proyecto de CFE internet para todos, en el cual se han triplicado las comunidades rurales con acceso a Internet de banda ancha, necesario para reducir la brecha digital y permitir mayor equidad en el acceso a oportunidades. Un gobierno de izquierda, identifica aquellas necesidades que, por condiciones estructurales, se volvieron un privilegio y lucha por garantizar el acceso a toda la población para que exista igualdad de oportunidades. Contrario al razonamiento de la derecha, en el cual piensan que ser de izquierda significa mantener la segregación de herramientas y/o servicios esenciales que se convirtieron en privilegios, y nunca ampliar la cantidad de personas que pueden acceder a estos porque “hay que ser congruentes”.

Segundo, sorprende que, en el análisis, los tuiteros de “centro, apartidistas, con un profundo amor a México” aciertan cada vez que señalan algo como un privilegio (en este caso en concreto, tener un celular y contar con suficientes recursos como para pagar la electricidad y el internet), sin embargo, son fieles creyentes en el “echaleganismo”, el esfuerzo individual y en que, absolutamente todos y cada uno de ellos se hicieron solos, porque se lo merecían y nada tiene que ver la montaña de privilegios (que ellos mismos identifican) en su éxito profesional. Utilizan esta falsa “superioridad” para desestimar a quienes, de manera acertada, señalan y les hacen cuestionarse, ¿qué tanto influyeron los privilegios de los cuales gozaste para llegar a dónde estás? Retomando el ejemplo del celular, la electricidad y el internet, esos mismos tuiteros se oponen fervientemente a que la electricidad sea declarada derecho humano, argumentando que es un simple producto más (llegando al absurdo de compararlo con un “Gansito”). Ellos mismos han criticado que el gobierno haya implementado el programa de Internet para todos o que la CFE ofrezca los planes de telefonía e Internet móvil más baratos del mercado. Argumentan que esto distorsionará las sacrosantas dinámicas de competencia del mercado.

Los mismos argumentos se escuchan cada que se trata de iniciativas para mejorar la calidad de vida. ¿Salario mínimo más alto? Inflación, menor productividad, crisis económica brutal y salida masiva de capitales. ¿Más días de vacaciones? Inflación, menor productividad, crisis económica brutal y salida masiva de capitales. 

Podría seguir dando ejemplos, y el que use es solo uno de ellos. Lo preocupante es  esa disonancia cognitiva en la que se asumen como las máximas expresiones del esfuerzo individual y el echaleganismo, mientras que identifican los privilegios estructurales y hacen todo para bloquear el acceso a estos de un gran porcentaje de la población, argumentando graves crisis, o distorsiones al mercado. ¿Si se darán cuenta?