• SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • https://sprinforma.mx/noticia/big-tech-gran-poder-ninguna-responsabilidad
  • 26 Oct 2022
  • 00:10
  • SPR Informa 6 min

Big Tech, Gran poder, ninguna responsabilidad

Big Tech, Gran poder, ninguna responsabilidad

Por Alonso Romero .

En un símbolo de lo que son nuestros tiempos, Elon Musk (EM) (el hombre más rico del mundo) se peleó a tuitazos con el gobierno ucraniano (quien es el gobierno preferido por las altas esferas occidentales en este momento). La discusión se originó porque el dueño de Tesla, publicó una encuesta con “posibles soluciones” al conflicto Rusia – Ucrania. Dicha encuesta fue tachada de ser pro rusa por parte del presidente Ucraniano, Zelensky y este de inmediato respondió con una encuesta en la cual preguntaba si se prefería a un EM, pro ruso o pro ucraniano.

Lo hecho por EM, hubiera sido suficiente como para que el gobierno Ucraniano lo incluyera en su lista de personas non gratas, o para ameritar inclusive sanciones o investigaciones por parte de autoridades internacionales o de Estados Unidos. Sin embargo, a las pocas horas de haberse dado la discusión, altos mandos del gobierno Ucraniano, salieron en defensa de EM. ¿La razón? El ejército y toda la estrategia de guerra, tanto mediática como convencional, de Ucrania, no sería posible sin una pieza de infraestructura fundamental controlada por Musk, el internet satelital de su compañía Starlink.

Desde inicios del conflicto, EM puso a disposición del gobierno los satélites, con la condición de que los Estados Unidos, a través del fondo USAID pagara el precio de las más de 23,000 antenas receptoras (cerca de 1,200 USD por antena).

Starlink no es la única empresa de tecnología involucrada en la guerra, Microsoft, activamente colabora con la división de Ciber terrorismo de Estados Unidos para prevenir este tipo de ataques a infraestructura de los países de la OTAN. Alphabet, Meta y Twitter, junto con todas sus redes sociales (google, youtube, facebook, whatsapp e instagram) han tomado un rol activo en el tipo de información que se puede compartir, así como que información sobre la guerra se etiqueta como “propaganda rusa” y cual se permite que sea mostrada como información verídica. Lo que resulta escalofriante es que nadie conoce en su totalidad los algoritmos de las redes sociales. ¿Qué o quién decide si algo se muestra o se suprime? ¿Podrían un grupo de empresarios definir la duración de la guerra, la intensidad, qué lado ganará? Parece cada vez más probable. Este miedo fue expresado por funcionarios del Gobierno Ucraniano haciendo referencia a la posible compra de Twitter por parte de Musk. Principalmente porque Musk ha dejado ver que de concretar la compra de Twitter, permitiría el regreso de Donald Trump a la plataforma, así como relajar los controles de “censura y etiquetas de información” que actualmente juegan un papel importantísimo en la manutención del relato ucraniano.

¿Ante quienes responden o hasta dónde es posible que las Big Tech influyan en la vida democrática de otros países? Twitter bloqueó de su plataforma a un presidente en funciones de Estados Unidos, no pasó nada. Ya vimos que a Facebook, se le acusó de influir definitivamente en eventos como el Brexit o la elección de Donald Trump en 2016. El mismo facebook ha reconocido haber llevado experimentos para saber que tanto podía influir en las decisiones electorales. ¿Qué sanción recibió Facebook por haber intervenido de manera nada transparente en las elecciones del país más poderoso del mundo? Ninguna, cero, ni siquiera estuvo cerca de ser sancionado. Todo se vuelve más preocupante, porque las big tech tienen estructuras accionarias “especiales”, Meta (dueña de Facebook, whatsapp e instagram) es un show de un solo hombre. Zuckerberg a pesar de no tener la mayoría de las acciones, controla la mayoría de los votos.

¿Cómo podemos estar seguros que las Big Tech actúan con base en lo que es mejor para la sociedad en su conjunto y no para su beneficio propio? No lo sabemos, pero declaraciones como la de Elon Musk sobre el golpe de estado en Bolivia, nos abren un panorama nada alentador. ¿El gobierno Americano controla a las Big Tech y usa sus habilidades para avanzar sus intereses, o son las Big Tech quienes controlan al gobierno americano y lo usan para avanzar sus intereses? Ninguna de las dos debería dejarnos tranquilos.