• SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • https://sprinforma.mx/noticia/tajo-a-cielo-abierto-para-el-rescate-de-los-mineros-en-el-pinabete-con-gran-avance
  • 13 Sep 2022
  • 14:09
  • SPR Informa 6 min

Tajo a cielo abierto para el rescate de los mineros en el Pinabete con gran avance

La Coordinadora Nacional de Protección Civil (CNPC), Laura Velázquez Alzúa, informó que el tajo a cielo abierto que actualmente se está llevando a cabo para el rescate de los 10 mineros en la mina el Pinabete en Sabinas, Coahuila, cuenta con un avance considerable, por lo que en la primera semana de octubre acudirá a la mina pare reunirse con los familiares directos e informarles de los progresos, esperando que antes de que se cumplan los primeros seis meses, los rescatistas puedan ingresar a las galerías y recuperar a los mineros.

En entrevista con los periodistas Azul Alzaga y Jorge Armando Rocha, en el programa Mañanera 360 de Capital 21, Laura Velázquez relató las acciones de rescate tomadas en la mina el Pinabete después de que 10 mineros quedaran atrapados el pasado 3 de agosto. También explicó que debido a la comunicación directa existente entre todos los titulares de la CNPC, Estados y municipios de toda la República, fue que se logró atender la emergencia el mismo día que ocurrió el incidente.

Alrededor de la 13:45 horas la mina el Pinabete se inundó, sólo un trabajador logró salir con vida y 10 trabajadores más quedaron atrapados dentro de la mina. A las 20 horas elementos de la CNPC se encontraba en la zona reuniéndose con familiares, ingenieros mineros, geofísicos y geólogos para determinar las condiciones en las que se encontraba el subsuelo y de una mina aledaña en la que se podría descender a través de tres pozos de 60 metros de profundidad, “a partir de ahí empezaban las glorias donde se encuentran todavía nuestros mineros”, comentó Laura.

EL INCIDENTE EN LA MINA

De acuerdo con la coordinadora, los primeros 12 días de trabajo fueron los más arduos ya que se realizaban labores para disminuir los niveles de agua en la mina.

Nosotros a los 12 días ya estábamos a punto de entrar, a las 4:30 de la mañana nos hablan, nos dicen “ya hay un metro y 30 centímetros de agua, podemos entrar al rescate”, nos estábamos preparando, pero en cuestión de una hora nuevamente viene otro evento, y en menos de 24 horas se vuelve a inundar la mina. 

El segundo evento corresponde a una mina aledaña la cual, informa Laura, es “cien veces más grande” que la mina el Pinabete, generando una apertura mayor y más afluencia de agua. Ante la nueva inundación, la CNPC en coordinación con la Comisión Nacional de Electricidad (CFE), Guardia Nacional (GN), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Secretaría de Marina, funcionarios de las Secretarías de Economía, Salud, Trabajo, Previsión Social, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), entre otros, reformularon el plan de rescate.

Tuvimos que hacer otra estrategia, misma que pusimos a disposición de los familiares de nuestros mineros, esta fue una cercanía muy importante, en lo particular porque yo estuve con ellas día y noche, y les dijimos de la estrategia del tajo a cielo abierto, que es en lo que está trabajando en este momento. 

LA RELACIÓN CON LAS FAMILIAs de los mineros

La coordinadora destaca que lo más importante en el incidente de la mina el Pinabete fue la cercanía que se tuvo en todo momento con los familiares de los mineros, incluyendo la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador y más de 500 servidores públicos de las dependencias de las tres órdenes de Gobierno, todos estos bajo la coordinación de Laura Velázquez y “siempre tomando en cuenta a los familiares”.

En cuando a la cobertura de los medios, la coordinadora mencionó que éstos no lograban reflejar la relación entre los equipos de trabajo y los familiares y recalcó que las madres e hijas que se encontraban en la zona veían los trabajos que se realizaron las 24 horas del día pese a las condiciones climáticas.

Yo creo que este es el valor agregado, no creo, estoy segura que es el valor agregado de esta emergencia, que estuvimos todo el tiempo con las familias, que ellos opinaban, los propios hijos, primos, tíos, son mineros, y se volvieron voluntarios, se volvieron gente que nos ayudaba para mover escombro o para bajar el malacate, o para dar una opinión en la toma de decisiones, sí fue una emergencia única, muy relevante para el Gobierno de México, que insisto, aun no concluye, pero de la cual nos podemos sentir hasta el momento satisfechos de los resultados, porque hemos hecho, de verdad, todo lo humanamente posible, no hubo nunca carencia de nada, toda la maquinaria, todos los recursos humanos y financieros, y hasta el momento, se siguen obteniendo.

LOS RIESGOS DE INGRESAR A LA MINA

Laura Velázquez compartió que una de las exigencias diarias por parte de los familiares de los mineros era que se les permitiera ingresar a la mina con el argumento de que “ellos conocían su mina”, sin embargo, la coordinadora “no podía poner en riesgo a una vida más”.

La mina estaba inundada a más de 38 metros de agua, el objetivo primero era bajar estos niveles para ir al rescate, de lo contrario no había manera, porque es un pozo, un pozo es un diámetro de 1 metro 20 en donde cabe una sola persona, bajar 60 metros y luego entrar a una galería inundada con 35 o 36 metros de agua, no había posibilidades, teníamos que bajar los niveles de agua para hacerlo. 

Una vez que se logró disminuir los niveles de agua comenzaron las labores para retirar escombros y posteriormente se llevó a cabo el ingreso de los buzos de la Marina y Sedena, sin embargo, menciona Laura, “bajar hasta galerías era imposible”, ante la situación se decidió acudir con expertos extranjeros de Alemania y Estados Unidos, los cuales confirmaron que la estrategia era la correcta.