• SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • https://sprinforma.mx/noticia/las-elecciones-revelan-grietas-en-la-democracia-estadounidense
  • 11 Nov 2022
  • 16:11
  • SPR Informa 6 min

Las elecciones revelan grietas en la democracia estadounidense

Las elecciones revelan grietas en la democracia estadounidense

Por Emiliano Alfonse Vera Eddington

Este pasado martes 8 de noviembre se realizaron las elecciones bianuales en Estados Unidos, llamados “midterm”, o a mediano plazo porque ocurren a la mitad del cuatrienio presidencial. En juego están no solo el Senado y la Cámara de Representantes federal, sino también 36 gubernaturas y miles de asientos en legislaturas estatales. 

Se interpretan como un referéndum sobre la satisfacción de los votantes con el partido del presidente actual, y con bajas tasas de aprobación para el Presidente Biden que desde el año pasado han estancado en alrededor de 40% (casi idénticas a las de Trump durante el mismo periodo de su cuatrienio), muchos esperaban una “marea roja” de victorias para el partido Republicano.

Hasta hoy, todavía esperamos los resultados de varias carreras reñidas y cada uno será ferozmente peleado para lograr el control del Senado y la Cámara de Representantes. Quien sea que gane, su control de la legislatura será por márgenes diminutos. Pero más allá del frenesí mediático polarizado, que los grandes medios proyectan a sus compañías subsidiarias en todo el mundo incluso en Latinoamérica, ¿qué está verdaderamente en juego para el pueblo de los Estados Unidos?

Los demócratas han apostado sus chances electorales otra vez en un principio: proteger la democracia de Trump y sus aliados en el partido Republicano. El problema con esta propaganda es que, si vemos bien las políticas impulsadas durante los últimos dos años en que los demócratas han tenido control sobre la presidencia y ambas cámaras legislativas, no sólo son muy escasas las diferencias, sino que los demócratas han impulsado lo peor de lo que critican de Trump mientras que se unen con los republicanos para bloquear cualquier propuesta progresista que sale de su pequeña ala izquierda. 

Una de las imágenes más difundidas en las redes sociales en las elecciones de 2020 fue de niños migrantes en las famosas jaulas en la frontera. No obstante de la que fue una foto documentando las condiciones en estos campamentos de detención construidos durante el mandato de Obama, fue un símbolo para liberales para señalar un rechazo a la crueldad de la política migratoria de Trump. Pero dos años después, y la administración de Biden ha deportado más migrantes que Trump, utilizando una obscura táctica de “expulsión” por el Título 42 en que los migrantes están siendo removidos del país aun antes de poder hacer una petición de refugio, borrando de las cuentas cientas de miles de personas mientras se les envian sin sus pertenencias o dinero a campamentos en México. [1]

Tampoco ha tomado las medidas apropiadas para lidiar con la crisis climática. Mientras la Ley de Reducción de Inflación fue muy laudado por su inclusion de provisiones para invertir en energias renovables y reducir emisiones, estas medidas estan enlazados con un requerido aumento de inversion en la extraccion de combustibles fosiles, incluido por el senador democrata Joe Manchin en lo que cientificos y activistas ecologistas han llamado un “pacto de suicidio”. [2] Además, la extracción de petróleo y gas natural ha aumentado bajo el mandato de Biden, superando los niveles alcanzados por Trump, a pesar de reportes urgentes de la Agencia Internacional de Energía de que el desarrollo de nuevas fuentes de estos combustibles no es compatible con la necesidad de mantener el calentamiento global por debajo de 1.5 °C. [34]

La justicia racial surgió a gran importancia como tema político despues de los protestas movilizadas en respuesta al asesinato de George Floyd, Briana Taylor y otros afroamericanos inocentes y no armados por violencia policiaca. A pesar de que los demócratas debieron su victoria a una alta participación de votantes afroamericanos en estados como Georgia, han destinado miles de millones de dólares más que Trump en nuevos armamentos para la policía y la contratación de 100,000 nuevas reclutas. [5] Mientras tanto, no pasaron la ley que Biden le prometió a la madre de George Floyd para proteger de los abusos policiales. 

En el contexto de la pandemia, estados demócratas como republicanos han dejado completamente de implementar medidas de protección como usar cubrebocas en escuelas y lugares públicos, con Biden declarando “la pandemia ha terminado” a pesar de que mueren 400 estadounidenses al día por covid. [6]

Finalmente, y más importante para la gran mayoría de votantes, el manejo de la situación económica ha sido otra debilidad para los demócratas mientras los apoyos económicos para desempleados e inquilinos igual han desaparecido, con cientos de miles de personas perdiendo sus hogares después de que la corte suprema declaró nula una orden ejecutiva y el congreso no logró pasar un a ley para extender el moratorio sobre evicciones. Los mismos demócratas trabajaron con republicanos para matar en comité una ley propuesta por el bloque socialista llamado el “Squad” para aumentar el sueldo mínimo a $15 por hora como otros apoyos economicos a la clase trabajadora, y el Congreso tampoco ha tomado acción en contra de las corporaciones que han estado voluntariamente causando la inflación por subir sus precios solo para aumentar sus ganancias. 

Tal vez es porque las verdaderas políticas pasados por los demócratas no han sido ni parecido a sus promesas electorales, y en realidad igual o peor para muchas comunidades afectadas que las de los republicanos, que la tasa de participación electoral, siempre baja en los Estados Unidos, no llegó los niveles de la última elección de medio plazo en 2018. Especialmente en áreas urbanas claves como en Texas, Wisconsin, y Pensilvania, salieron menos ciudadanos a votar que hace cuatro años. 

Si el argumento electoral de uno de los partidos principales es que están rogando para salvar la democracia que ellos mismos han ayudado a manejar durante los últimos 150 años, indica que algo va muy mal con la democracia de nuestro vecino al norte. Puede que la gente de ese país debe mirar hacia el sur, donde desde 2018 movimientos populares han ganado el poder político en una media docena de países latinoamericanos. Morena es un ejemplo de que puede hacer un movimiento de personas humildes, aun cuando se enfrentan con las mafias de poderes de partidos políticos codiciosos de su posición. Los Estados Unidos necesita una nueva esperanza para sus elecciones.