• SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • https://sprinforma.mx/noticia/la-prision-preventiva-oficiosa-y-la-inseguridad-publica-en-mexico
  • 25 Aug 2022
  • 23:08
  • SPR Informa 6 min

La prisión preventiva oficiosa y la inseguridad pública en México

La prisión preventiva oficiosa y la inseguridad pública en México

Por Tona Gallardo .

La reciente discusión de la Suprema corte de justicia (amparo en revisión 355/20211) en su segunda sala, abre de nuevo el debate público sobre la prisión preventiva oficiosa en el país y en su sistema jurídico.

Para el lector: la presión preventiva (así, sin “oficiosa”) consiste en que después de denunciado un delito (o perseguido por iniciativa de las autoridades) y detenido al sospechoso el juez de control puede resolver que este tenga que ser recluido en una prisión mientras la investigación y/o el juicio se lleva a cabo, y solo si el ministerio publico la solicitó. Es una de las llamadas medidas cautelares para que el indiciado (el sospechoso de cometer el delito) no se escape, es la medida más agresiva porque limita la libertad de una persona y por lo tanto limita sus derechos.

El ministerio público tiene que justificar ante el juez que la medida se ajusta a los principios de subsidiariedad, excepcionalidad, idoneidad, necesidad y proporcionalidad; si el ministerio no lo justifica con base a una investigación policial seria y basada en evidencia es bastante probable que el juez no conceda la medida cautelar y deje en libertad al sospechoso; esto es central en el trasfondo de la discusión.

La prisión preventiva oficiosa consiste en que la ley determina (artículo 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales), sin lugar a evaluaciones de los principios ya citados, que si el delito está dentro de los delitos (homicidio, traición a la patria, entre otros) el juez solo puede conceder la prisión preventiva. Eso ha dado lugar a muchas violaciones a derechos humanos porque no se evalúa con evidencia si el detenido tiene que ser recluido, incluso si es que este es verdaderamente un sospechoso y no un simple ciudadano que solo fue detenido sin tener algo que ver con el delito (cosa que no es excepcional).

Aquí hablaré de la parte de administración pública y seguridad, hay otros espacios en los que lo abogados, sobretodo penalistas, analizaran con mucho detalle a cada parte de la discusión en la corte. El problema es el diseño institucional de las policías, las fiscalías, sus servidores públicos y el contexto en el que están.

La mayoría de los detenidos son en flagrancia (sorprendido cometiendo el delito) y después son recluidos a través de la prisión preventiva oficiosa; los menos son detenidos a través de una investigación policial con evidencia científica y después recluidos porque el ministerio público si justifico ante el juez la prisión preventiva.

Nuestras policías y fiscalías carecen en su mayoría de personal que haga investigaciones científicas sobre los delitos; para muestra: el ministerio público por ley es quien tiene que dirigir la investigación de los delitos, en su mayoría los ministerios son abogados ¿Qué saben los abogados acerca de investigar delitos? Esto solo es un punto, uno muy importante, porque trasciende a que no tengamos instituciones que investiguen los delitos; por eso la impunidad es tan alta. 

Hay más como policías sin recursos públicos, bajos salarios, sin carrera policial, funcionarios públicos en la precariedad, más expuestos a la corrupción y al abuso. Es más fácil para las autoridades encerrar a los sospechosos que construir instituciones fuertes que transformen la realidad, ese es el eje y trasfondo de la discusión.