• SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • https://sprinforma.mx/noticia/el-deporte-y-el-antiguo-regimen
  • 15 Jan 2023
  • 22:01
  • SPR Informa 6 min

El deporte y el antiguo régimen

El deporte y el antiguo régimen

Por Rodrigo Galindo .

“Todo es posible en la paz” fue el lema de los juegos olímpicos.

El 4 de octubre de 1968 se inauguraron los XIX Juegos Olímpicos en el estadio olímpico de Ciudad Universitaria. Apenas dos días antes, había habido una fuerte represión política en Tlatelolco, decenas de estudiantes y manifestantes muertos y muchos más en prisión preventiva en la cárcel de Lecumberri.  El Batallón Olimpia y el gobierno mexicano habían logrado su objetivo, que las olimpiadas no fueran saboteadas y se llevaran con normalidad. La prensa  y los deportistas extranjeros no protestaron. Las olimpiadas se realzaron en un ambiente pesado y deprimente que los atletas resintieron, pues la mayoría de ellos eran estudiantes.

El día de la inauguración y a lo largo del calendario de competencias, estas se llevaron a cabo de manera regular y normal. Destacan las protestas anti raciales del 16 de octubre, donde Tommie Smith y John Carlos, dos corredores negros estadounidenses que descalzos, alzaron el puño, enfundado con guante negro, durante la ceremonia de premiación de la competencia de 200 metros planos.

Al terminar, los juegos olímpicos y habiéndose ido los extranjeros el ambiente político en México seguía tenso, nadie olvidaría la masacre de estudiantes y la opresión del régimen. El presidente Díaz Ordaz no apareció en muchos más eventos públicos en esos meses y solo sostenía reuniones privadas.

En una de ellas, al finalizar las olimpiadas, el presidente llamó a los deportistas mexicanos, a los finalistas y se reunieron en Los Pinos, en el mes de noviembre. En esta reunión privada, el presidente agradeció la participación y el esfuerzo de los atletas, pero también, se otorgaron prebendas a los mismos. En un ambiente de tensión terminarían las olimpiadas debido a los eventos del dos de octubre. Y no habría fotos de la reunión con el presidente.

Sin embargo, a esta reunión no acudieron los deportistas que vieron cómo se tenían de sangre las calles de la Ciudad de México, que indignados por la situación, no acudieron. Esto de acuerdo con el testimonio del finalista olímpico de natación en la prueba de 1500 metros libres, Juan Alanís Guerrero. Y así, el antiguo régimen cayó las voces de la disidencia dentro del deporte mexicano, incorporándolo a la estructura algunos y relegando a otros. Hasta que hoy, en el siglo XXI estos testimonios pueden traerse a la luz.

Juan Alanis fue uno de estos estudiantes, que aunque fue llamado a la reunión no asistió, su residencia en la colonia Guerrero, aledaña a Tlatelolco, donde presenció la persecución en la noche del dos de octubre, le impidió ir a dicha reunión, el tiempo era poco y las imágenes estaban presentes.

No obstante, con este testimonio se puede ver el grado de relación que había entre el régimen político de partido único y muchas áreas de la sociedad, inclusive la deportiva, que por años permaneció así, aparentemente apolítica, callada y apartada de la vida pública. En las que la política al interior de las federaciones prevalecía.

Hoy, este deportista retirado Juan Alanís, levanta la voz y recrea una visión no dicha de las olimpiadas de 1968. Una historia del régimen político mexicano.