• SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • SPR Informa
  • https://sprinforma.mx/noticia/cuando-el-ciberespacio-entro-en-la-disputa-por-el-sistema-internacional
  • 13 Sep 2022
  • 23:09
  • SPR Informa 6 min

Cuando el Ciberespacio entró en la disputa por el Sistema Internacional

Cuando el Ciberespacio entró en la disputa por el Sistema Internacional

Por Ernesto Ángeles .

Usualmente al escuchar la palabra “ciberseguridad” la asociamos con virus, gusanos y prácticas maliciosas en la red, algo que resulta incompleto porque tal consideración sólo refleja una parte de la ciberseguridad, específicamente los elementos de un sistema en funcionamiento, dejando de lado los fundamentos estructurales y de infraestructura que hacen posible la existencia del sistema tecnológico conocido como ciberespacio, sin el cual lógicamente no existirían procesos y estructuras a asegurar.

Más allá de las precisiones del uso del término, la voluntad política y las capacidades de poder de cada actor también juegan un rol central en la ciberseguridad internacional, la cual ha cambiado profundamente de unos años a la fecha, principalmente debido a un cambio en la manera en la cual Estados Unidos securitiza sus intereses y ejerce su poder en áreas tecnológicas con el fin de salvaguardar su dominación hegemónica internacional.

En este escenario el conflicto armado entre Rusia y Ucrania es a la vez un síntoma y un acelerador de la descomposición del orden hegemónico internacional; dicha descomposición está caracterizada por el surgimiento de polos de poder con dinámicas económicas, políticas, sociales y de seguridad que dependen de una serie de variables tales como: los recursos naturales, económicos y productivos; la voluntad y estabilidad política y social; un suministro estable, escalable y sustentable de energía; mano de obra especializada en sectores de innovación científica y tecnológica, entre otros elementos.

Sin embargo, todavía estamos ante un estadio inicial en el proceso a un mundo multipolar, por lo que será posible atestiguar una pugna de intereses y voluntades políticas internacionales, en donde la satisfacción/ insatisfacción hacia el sistema y sus tendencias futuras serán un elemento esencial en el desarrollo de relaciones de cooperación y conflicto; así como también las capacidades de poder nacional e internacional y la disposición de cada actor a ejercerlo, ya que esto puede influir en el proceso de reorganización de las capacidades de poder internacional.

Estados Unidos ha identificado al sistema tecnológico digital como un elemento que puede impactar positivamente a sus intereses: frustrar el crecimiento económico y militar de China y Rusia, así como también incidir positivamente en su propio sistema económico y militar. Tal cambio ha requerido de una transformación de la manera en la cual Estados Unidos se relaciona, entiende y percibe la “ciberseguridad” y el ciberespacio, así como también en la manera en la cual empata la ciberseguridad a sus intereses nacionales, ya sea de manera formal o informal.

Para entender la transformación de la relación de Estados Unidos con el sistema tecnológico digital, usualmente conocido como ciberespacio, es necesario empezar por señalar que la definición de ciberseguridad es un concepto que depende bastante de la interpretación y concepción que se tenga del sistema a asegurar.  Por otro lado, también es necesario considerar las áreas en las cuales se tiene incidencia directa, ya que al tratarse de un sistema constituido por estructuras y elementos multinacionales, se debe estar atentos de las complejidades en las cadenas de producción y suministro.

Es así como Estados Unidos ha transitado de una concepción del ciberespacio bastante limitada y acotada a una definición más amplia. Hace más de diez años, Estados Unidos definía al ciberespacio como  “compuesto por cientos de miles de computadoras interconectadas, servidores, routers, switches y cables de fibra óptica que permiten a sus infraestructuras críticas el trabajar”1.

Actualmente, según el Centro de Recursos de Seguridad Computacional, Estados Unidos define al ciberespacio como “Un dominio global dentro del entorno de la información, el cual consiste en la red interdependiente de infraestructuras de sistemas de información que incluyen Internet, redes de telecomunicaciones, sistemas informáticos, procesadores y controladores integrados.”https://csrc.nist.gov/glossary/term/cyberspace#:~:text=Definition(s)%3A,and%20embedded%20processors%20and%20controllers.  Mientras que, de acuerdo a la Agencia de Seguridad en Ciberseguridad  e Infraestructura, la ciberseguridad es definida por Estados Unidos como “el arte de proteger redes, dispositivos y datos del acceso no autorizado o uso delictivo y la práctica de garantizar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información.”https://www.cisa.gov/uscert/ncas/tips/ST04001#:~:text=Cybersecurity%20is%20the%20art%20of,integrity%2C%20and%20availability%20of%20information.

Como es posible observar, Estados Unidos ha transitado por una concepción del ciberespacio que se ha reflejado en la manera en la cual conciben la seguridad en dicho sistema, de sólo considerar al ciberespacio como un “soporte” de la infraestructura crítica, a pensarlo como un “dominio global dentro del entorno de la información” compuesto por infraestructura, sistemas, procesadores y controladores.

Tal cambio es paradigmático y afecta prácticamente a todo el mundo, debido en gran parte a que un dominio es tendiente a prácticas de dominación, ya sea hegemónico o colectivo, lo cual tiene amplias implicaciones cuando el país que promueve tal idea tiene en su repertorio una serie de empresas de tecnología de punta y es el país con mayor capacidad digital. Sin embargo, dicho dominio depende del trabajo conjunto de múltiples actores políticos, económicos, institucionales y militares, ya que el ciberespacio es el resultado de la interdependencia e interoperatividad de sus múltiples elementos, lo que no sólo se asocia con la tecnología ya producida, sino que depende de todo el proceso productivo y de funcionamiento tecnológico.

Este punto es importante a considerar, ya que contrario a la creencia común que el ciberespacio sólo es internet o tecnologías físicas como cables y computadoras, el ciberespacio puede pensarse como un sistema compuesto por múltiples capas, en donde autores como Yochai Benkler proponen un modelo de tres capas: capa física, capa lógica y capa de contenido. Dicho modelo puede ser de gran ayuda para entender el dominio que Estados Unidos ejerce en el ciberespacio, así como también para analizar la transformación de su idea de “ciberseguridad”.

La capa física incluye los elementos “físicos” del ciberespacio, lo que incluye hardware (usualmente de transmisión y procesamiento de información), infraestructuras y dispositivos, desde estaciones de telecomunicaciones, semiconductores, teléfonos, cables interoceánicos y toda una gran cantidad de elementos tangibles.

En segundo lugar está la capa lógica del ciberespacio, la cual se compone de los arreglos lógico-institucionales que hacen posible el ciberespacio, desde lenguajes de programación y estándares, hasta protocolos que sirven de base para el ciberespacio, tal como lo es el protocolo HTTP, el cual suele usarse como sinónimo de internet.

Por último está el contenido, el cual implica toda la serie de servicios, plataformas, información y todo dato que se crea, transmite, compone y almacena el sistema conocido como ciberespacio.

En el siguiente artículo expondré las estrategias de securitización que Estados Unidos ha ejercido en todas las capas del ciberespacio, sobre todo aquellas que impactan directamente a China y Rusia con el fin de salvaguardar su poder hegemónico. Para tal fin se usará el modelo de capas como base, ya que este ayuda a comprender las complejidades del ciberespacio de una manera más apropiada.